martes, 12 de mayo de 2015

Silla de dar abrazos

En mi aula no usamos la silla de pensar... cuando se obtiene la satisfacción del esfuerzo y el trabajo hecho con ganas y alegría, obtenemos el premio: ¡un fuerte abrazo por cada uno de los compañeros y la maestra!.

A algunos alumnos les ha costado este ejercicio afectivo y han chocado la mano en lugar de abrazar. Otros se han sentado muy emocionados esperando su premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada